Crear un logotipo es un proceso emocionante.

Disfrutémoslo juntos.

En el proceso de creación de la marca, el logotipo es muy importante y nosotros estamos dispuestos para ayudarte a definir visualmente la pieza clave de tu negocio.

Asegúrate de que la fuente sea legible para que tu marca genere confianza entre tus clientes y sea recordada en el tiempo.

Utiliza la tipografía que mejor exprese la personalidad de tu negocio y comunique a la sociedad su valor diferencial por medio de emociones positivas, de manera profesional, elegante, clásica o moderna, con colores apropiados que reflejen y respalden ese mensaje.

Ventajas de un logotipo profesional.

  • Atrae nuevos clientes.
  • Consigue una buena primera impresión.
  • Comunica la personalidad de tu marca.
  • Se destaca frente a tu competencia.
  • Aumenta el valor de tu oferta comercial.
  • Ser recordado.

Define tu marca.

Logotipo: Se refiere a que la marca se identifica por el texto.

Ejemplo: Calvin Klein.

Imagotipo: Combina imagen y texto que a su vez pueden funcionar separados.

 Ejemplo: Adidas.

Isologotipo: El texto y la imagen conforman un grupo que no permite que funcionen el uno sin el otro.

Es la representación visual de la marca que unifica la imagen y la tipografía en un mismo elemento.

Ejemplo: Ford.

Isotipo: Es reconocida sin texto como la parte simbólica de la marca.

Ejemplo: Nike.

 

A su vez, tiene 6 categorías distintas:

  • Monograma: unión de dos o más letras que de forma general utilizan las iniciales de las palabras que forman la marca para formar a un símbolo conjunto.

 Ejemplo: LG.

  • Anagrama: unión de dos o más sílabas, se utiliza sobre todo cuando el nombre de la marca tiene una longitud considerable.

Ejemplo: FedEx, Federal Express.

  • Sigla: unión de dos o más letras de la marca, se diferencia del monograma porque las iniciales de cada palabra conservan su independencia y no dan lugar a una fusión en una unidad.

Ejemplo: BBC.

  • Inicial: representa solo la primera letra de la marca, a modo de síntesis de su propio nombre.

Ejemplo: Adobe.

  • Firma: es considerada como una variante del logotipo, porque se aplica sobre todo en productos o servicios de alta calidad o con matices de exclusividad, como productos o servicios de autor.

Ejemplo: Walt Disney.

  • Pictograma: es una marca que ha sido diseñada de forma iconográfica, con forma de escritura que utiliza figuras o símbolos que sintetizan perfectamente una palabra. Los pictogramas pueden ser de dos tipos: los figurativos buscan plasmar una representación reconocible de la realidad, por ejemplo, APPLE, mientras que los abstractos son los que no muestran de forma inmediata una relación clara con algún elemento de la realidad.

Ejemplo: Renault.

Una buena y poderosa tipografía para tu logotipo marca la diferencia porque desempeña un rol crucial en la creación de la imagen de tu negocio. El tipo de fuente de tu logotipo cuenta una historia sobre tu marca antes de que lo hagan las palabras. 

Tipografías.

Encuentra una fuente a la medida de tus expectativas.

La fuente tipográfica es la apariencia o estilo de un grupo completo de caracteres, números y signos, regidos por características comunes.

En tanto que la familia tipográfica es un conjunto de tipos basado en una misma fuente con ciertas variaciones, como el grosor y la anchura a su vez, mantienen sus características comunes, es decir, se parecen entre sí pero a la vez tienen sus propios rasgos.

La tipografía se puede dividir en amplias categorías:

Serif: romanas antiguas, garaldas, modernas mecanos o incisas.

Proporcionan el efecto de tranquilidad, autoridad, dignidad y firmeza.

Son muy apropiadas para la lectura seguida en amplios bloques de texto impresos porque sus trazos finos y sus remates ayudan al ojo a fijar y seguir una línea en un conjunto de texto, facilitando la lectura rápida y evitando la monotonía, ya que modifican el significado del texto y añaden connotaciones específicas a lo expresado.

 Sans serif: palo seco, lineales sin rotulación o grotescas.

Crean el efecto de modernidad, sobriedad, alegría y seguridad, son más neutras y, aunque son muy populares, dificultan la lectura de textos largos, por lo que se usan sólo en casos de textos muy cortos donde existiera una razón para ello.

Asociadas desde sus inicios a la tipografía comercial, su legibilidad y durabilidad las hacen perfectas para impresiones de etiquetas, embalajes, envolturas y demás propósitos comerciales.

Sus trazos finos las hacen muy apropiadas para letras grandes usadas en unas pocas palabras para ser vistas a distancia, como es el caso de rótulos, carteles, y sobre todo en medios electrónicos y en presentaciones digitales.

Tienden a reflejar una imagen moderna, limpia, e incluso minimalista. Muchos consideran las fuentes sans serif como la mejor opción para el diseño de presentaciones digitales, porque son más legibles que las fuentes serif cuando se proyectan para su visualización en pantallas, incluso en

tamaños pequeños ya que resultan más limpias en tamaños grandes. Sin embargo, para textos largos impresos no son recomendables porque resultan monótonas y difíciles de seguir.

 

Manuscritas o script: rotuladas, caligráficas o cursivas.

En el diseño digital, se reservan para acentuar el título principal o la firma del autor, pues sus trazos más finos pueden desaparecer, comprometiendo la legibilidad.

Como parte de la tipografía manuscrita caligráfica se encuentra la tipografía gótica, que fue el primer carácter de imprenta usado en Europa y es un tipo de letra que imita la escritura a mano con un plumín ancho que utilizaban los monjes.

Este tipo generalmente tiene un aspecto oscuro y, por lo tanto, se conocen como blackletter (letras oscuras) en Estados Unidos.

De exhibición (display): decorativas, adorno, fantasía o de época.

Tienen la mayor atracción de todas las categorías. La forma del carácter puede sugerir una época o período de tiempo, mientras que otras otorgan mayor personalidad.

Por su alto grado de asociación y referencia mediática, se utilizan en todos los casos única y exclusivamente para el título, en su gran mayoría creadas y aplicadas para la industria del entretenimiento, el arte y la tecnología.

La personalidad de un logotipo reside en sus colores. Una combinación adecuada de colores es uno de los componentes principales de un logotipo con estilo que le diga a tu audiencia exactamente quién eres.


Colores.

Cómo valorar todos los colores del espectro.

Los colores son un aspecto importante de la identidad de tu marca. Después de elegir la tipografía adecuada para tu logotipo, debes considerar lo que el color dirá sobre tu empresa. Piensa en los valores que quieres evocar en tus clientes y en cómo quieres que respondan a tu marca de manera emocional. Al elegir la combinación de colores correcta, lograrás que tu marca deje un impacto permanente que forma una conexión más poderosa con tu audiencia.

Esto es así debido a que la psicología del color juega un papel preponderante en el branding. Los colores influyen en nuestra percepción y nos hacen sentir de cierta manera, aunque no siempre nos demos cuenta a nivel consciente ya que es probable que gran parte de la atención se centrara en las combinaciones de colores.

Rojo: Apasionado, seguro, dinámico. El rojo llama la atención y excita las emociones.

Ejemplo: CNN.

Anaranjado: Entusiasta, aventurero, optimista. El anaranjado energético es agresivo, amigable y motiva a la acción.

Ejemplo: Amazon. 

Amarillo: Alegre, original, cálido. Su temperamento es difícil de resistir para tus clientes.

Ejemplo: Mc Donald’s.

Nosotros

Somos una empresa joven dedicada al diseño y desarrollo web, enfocada en la profesionalidad del trabajo y la satisfacción del cliente.

Contáctenos

Nosotros

Somos una empresa joven dedicada al diseño y desarrollo web, enfocada en la profesionalidad del trabajo y la satisfacción del cliente.

Contáctenos